dissabte, de maig 6

La fotocopia mata el libro



Home, doncs la veritat, veient les dues imatges d'aquí sobre una acaba pensant que l'Scorsese currar-s'ho, lo que se'n diu currar-s'ho, doncs no s'ho ha currat gaire. La foto de l'esquerra és un fotograma de la grandíssima pel·lícula de Hong Kong Infernal Affairs, sobre la qual ja vam vessar tota mena d'elogis aquí. I la imatge de la dreta correspon al remake que ha rodat Martin Scorsese, que en altre temps fora considerat el gran renovador del cinema nordamericà i que darrerament no sabem que li passa. A veure si és que Scorsese es pensa que com que no hem vist el film original no ens n'adonarem, que The departed és una fotocòpia... Ara, que a mi que no em canviin en Tony Leung i l'Andy Lau per les bledes assoleiades d'en Leonardo Di Caprio i en Matt Damon.

Technorati Tags: ,

3 comentaris :

donot ha dit...

Judith, Que vindràs diumenge a dinar a Sant Pol?

Judith ha dit...

Hola,
t'he respost al teu blog...

Alfonso Vázquez ha dit...

Los mercados del disco y del libro se vienen quejando amargamente desde que Internet se convirtió en una herramienta generalizada y de uso masivo. Según ellos, las descargas de la red han hecho caer las ventas. Pero sin embargo, y a pesar de haber abusado de su posición como distribuidores únicos no les ha hecho aprender nada de marketing y de atención al cliente. Dejaremos el tema de los discos para el próximo post y nos centraremos en los libros.

Ojos azules, el último relato de Arturo Pérez Reverte se vende con alevosia al precio de 14€ euros. El texto no excede de 5 folios. Hay mucha gente que disfruta tocando el libro, gozando del olor del papel, pero 14€ por 10 minutos de lectura es pura usura.

Otro caso, es el de los libros técnicos. Transmision de datos y redes de comunicaciones, de Behrouz A. Forouzan, de Mcgraw-Hill se vende al precio de 70€. Constantemente el autor remite a los apendices del cd para las demostraciones matemáticas de los conceptos. Pero el cdrom no aparece por ningún lado: no viene con el libro, no viene en la web y llamando por teléfono a la editorial, dicen que no existe, que existirá en la edición américana, y que la edición española es una traducción literal. Cuando vendes un producto a ese precio ¿no se merece un poco de atención y actualización? Parece que no, sobre todo si atendemos a su nota aclaratoria en la primera página: La información contenida en este libro procede de una obra original publicada por mcgraw hill. Mcgraw hill españa no garantiza la exactitud de la traducción y no asume ningún tipo de garantía sobre los contenidos... ni trata de prestar ningún tipo de servicio profesional ni técnico.

Además de Internet, otro enemigo inventado por las editoriales fue la fotocopiadora. La fotocopia mata al libro, decían las campañas en defensa de los editores, pero pagadas por todos los contribuyentes. Esto me sirve, intentando no caer en la demagogia, para hablar de un tercer sector de moda estos días: los libros de texto. Un cuadernillo de ejercicios, con 80 páginas, en blanco y negro se vende a 35€ ¿esto es justo, normal y ético? ¿qué es menos ético, fotocopiar o vender a ese precio?

Para concluir, ni Internet ni la fotocopia son enemigos ni acabaran con el libro en papel. Es la codicia y el malhacer de las editoriales y del propio mercado los elementos que estrangularán ese medio. Y sino, estemos atentos al desarrollo del mercado en los próximos años.
Alfonso Vázquez
ciberantropólogo
www.alfonsovazquez.com